SUPERVIVENCIA PROFESIONAL

25 agosto 2012

 

SUPERVIVENCIA PROFESIONAL

 

Autor: Jim Wesberry, Contador Benemerito de las Américas


Sobrevivir como auditor interno honesto y profesional es el desafío más grande frente a los auditores internos en el Siglo XXI.

 

El creciente aumento de fraude y corrupción que se presenta a través del mundo conlleva una creciente probabilidad paralela de que el auditor llegue a caer involucrado en actos fraudulentos y/o corruptos si no toma precauciones a veces difíciles. Aun los auditores internos más honestos corren el riesgo de asociarse con ejecutivos y/o colegas que les invitan, seducen o atrapan en actividades encubiertas o no son informados sobre asuntos irregulares.

 

Por la naturaleza de sus deberes profesionales el auditor interno está en una posición de conocer y divulgar en sus informes asuntos desconocidos que podrían causar problemas a su compañía y/o sus ejecutivos cuando se ha intentado actos irregulares de defraudación o distorsión de la información financiera. Estamos viendo más y más casos de fraudes contables en las cuales varios ejecutivos de la empresa colaboran para beneficios particulares ilegales o para manipular la información financiera. La manipulación puede ser para favorecer la situación financiera de la empresa o aumentar sus aparentes ganancias. Las empresas listadas en las bolsas de valores tienen una constante presión interna y externa para inflar sus ganancias por acción o para disminuir (a la Enron) sus pasivos. Si los ejecutivos pudieran lograr tener éxito en sus confabulaciones a menudo podrían lograr ganar un mayor sueldo o estar en un cargo más alto.

 

Cuando los ejecutivos cometen actos fraudulentos de esta naturaleza a menudo se necesita y se busca la colaboración del auditor interno para poder cubrir sus nefarios actos. El flagrante caso reciente de los alegados sobornos de la empresa Wal-Mart en México ilustra la situación peligrosa de los auditores internos. El periódico New York Times informó que el auditor interno en jefe, entre otros, fue involucrado para ocultar en la contabilidad fraudulenta los sobornos pagados los cuales intentaron “purificar” en los registros contables como gastos legales. A continuación un extracto del artículo del The New York Times:

 

«En marzo de 2004…a los ejecutivos se habían enviado un informe de auditoría interno de Wal-Mart de México que levantó banderas rojas sobre los pagos para la gestión de permisos. La auditoría documentó cómo dos principales “gestores” de Wal-Mart de México habían pagado millones de dólares para realizar «pagos de facilitación» para permisos para abrir nuevas tiendas en todo México.

La auditoría…mostró que los pagos aumentaron rápidamente en paralelo con la aceleración del crecimiento de Wal-Mart de México. La auditoría recomendó notificar a Bentonville (sede de Walmart en EEUU) de dichos pagos.

La recomendación, según los registros, fue removida por el auditor en jefe de Wal-Mart de México, a quien se le había identificado como uno de los ejecutivos que sabían acerca de los sobornos. El autor del informe de auditoría de los pagos a los gestores, por su parte, «fue despedido poco después de realizar la auditoría”…

(En una entrevista)…el auditor despedido describió otros casos de los líderes de Wal-Mart México reteniendo la casa matriz información sobre pagos sospechosos a funcionarios públicos…

El auditor identificó (los gestores de los pagos e indico que el consejero legal de Wal-Mart México eliminó)…»información relevante» de un informe de auditoría sobre el cumplimiento de Wal-Mart de México con la Ley de Prácticas Corruptas Extranjeras. La auditoría como inicialmente redactada había informado como Wal-Mart de México dio tarjetas de regalo a los funcionarios públicos en las ciudades donde se estaba construyendo tiendas.

Estos detalles fueron eliminados de la versión final que fue enviada a la sede en Bentonville…»

 

Aquí tenemos dos ejemplos del desafío de integridad frente los auditores internos:

• El mal ejemplo: El auditor interno en jefe quien modifico el informe de auditoría para esconder de la sede los pagos de sobornos aparentemente ilegales.

• El buen ejemplo: El auditor interno quien hizo bien su informe para revelar las posibles violaciones legales…y quedo despedido.

 

Tu desafío mas grande como auditor interno honesto y profesional en el Siglo XXI es evitar caer en colusión con ejecutivos malos y a la vez evitar ser despedido por haber hecho bien tus labores. Mantén tus antenas de integridad muy altas y si pronosticas una situación de posibles irregularidades y presiones para esconderlas, mejor saltas rápido a otro cargo en otra empresa.

 

Cada caso y cada empresa son diferentes, pero como regla general cuídese mucho del carácter de los ejecutivos y colegas donde trabajas.

 

¿Pero quién hubiera imaginado que una empresa poderosa y líder en el mundo como Wal-Mart podría haber incurrido en un escándalo tan enorme? Y todos sabemos que los desafíos similares para los auditores que trabajen en el Sector Público son aun más peligrosos.

 

Volver

Deje su comentario:


Contáctenos

Dirección
1969 S Alafaya Trail, Suite 120 Orlando, FL. 32828 USA
Teléfono
+1.407.439.8441
E-mail
info@vhgconsulting.com www.vhgconsulting.com

Suscripciones